muebles diseno
Consejos decoración

¿Qué colocar como decoración en mi estantería?

Si has apostado por las estanterías de diseño para tu hogar, seguramente llamen la atención por sí mismas. Si no quieres que ese efecto tan positivo se acabe diluyendo por una mala decoración, lee estos consejos sobre qué poner en tu estantería y cómo ponerlo para que quede perfecto.

Tres elementos de decoración tradicionales que continúan estando de moda

Las decoraciones de cristal. Los elementos decorativos de cristal de buena calidad, siguen estando de moda. Recuerda que los excesos no se llevan, así que adorna tu estantería con algún adorno sin recargarla.

– Las plantas. Naturales a poder ser y de pequeño tamaño. Puedes apostar por los cactus en una bonita maceta. Son originales, necesitan muy pocos cuidados y resultan bastante decorativos.

– Cestas de mimbre. Perfectas para guardar algunos objetos que no tienen un sitio específico, y que no resultan estéticos a la vista. Las hay de muchos tipos, y lo ideal es que encajen perfectamente en el estante en el que se colocan.

Tres elementos de decoración con un uso innovador para decoración en estanterías

– Los espejos. Es cierto que los espejos siempre se han utilizado para decorar, pero ahora se lleva hacerlo de una forma muy diferente, colocando el espejo pegado a la pared del fondo. Así, se le da a la estantería una falsa apariencia de profundidad en ese hueco concreto que la hace parecer irregular y que le otorga una gran originalidad. Pueden colocarse otros elementos decorativos justo delante, pero sin cubrir totalmente el espejo para no reducir su efecto óptico.

– Los libros. Una de las tendencias que hemos visto en los últimos años en Internet, es la de colocar los libros al revés en las estanterías. Se trata de escoger aquellos que tienen el borde de las hojas en dorado o que tienen algún tono en particular y combinarlos de una manera original. Esta tendencia no es práctica para los que tienen libros que utilizan y que no son solo para decorar, ya que no pueden ver de qué obra se trata. En estos casos lo mejor es apostar por combinar libros de pie con otros tumbados haciendo pequeñas pilas, creado un desorden totalmente organizado y medido.

– Las láminas. Tradicionalmente, las láminas enmarcadas eran para colgar de la pared pero ahora se lleva ponerlas sobre los estantes de la estantería de la misma manera que hemos visto con los espejos, en la parte del fondo. Se trata de otra forma de darle dimensión a la estantería al colocar pequeños elementos decorativos delante de la lámina.